LA MASACRE DE AGUAS BLANCAS
LA MASACRE DE AGUAS BLANCAS
 
OCSS independiente
¿QUÉ ES LA OCSS?
ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA OCSS
SURGIMIENTO DE LA ORGANIZACIÓN CAMPESINA DE LA SIERRA DEL SUR (OCSS).
LA MASACRE DE AGUAS BLANCAS

DESPUES DE LA MASACRE.
DEMANDAS ACTUALES
COMUNICADOS
PROYECTOS
Mis Enlaces nuevo
Nombre del Producto01

imagen
La OCSS convocó a manifestaciones el 28 de junio en Atoyac y Zihuatanejo, para demandar la presentación de Gilberto ROMERO VÁZQUEZ, además, para exigir el cumplimiento de los acuerdos pendientes para las comunidades de los municipios de La Unión y Coahuayutla. Unos campesinos integrantes de la OCSS, provenientes de los municipios de Coahuayutla, La Unión y Petatlán, se manifestaron en Zihuatanejo. Mientras que en el Vado de Aguas Blancas, municipio de Coyuca de Benítez, aproximadamente 400 policías de la motorizada, judiciales y antimotines, emboscaron a campesinos que se dirigían a Coyuca de Benítez por las mismas demandas.

Los campesinos acribillados, provenían de las comunidades de Remonta Grande, Remontita, Las Juntas de los Ríos, Huerta Vieja, Yerba Santita, Tepetixtla, Atoyaquillo, y Paso Real, a bordo de cinco vehículos. El resultado fue de 17 campesinos muertos y 23 heridos.
Según testimonios de integrantes de la OCSS sobrevivientes de la masacre; policías judiciales, antimotines y la Policía Motorizada, al mando del MAYOR MANUEL MORENO GONZÁLEZ, prepararon la emboscada, en el lugar conocido como “El Vado del Río de Aguas Blancas”.

Según informes y declaración emitidas por Rubén Figueroa a la CNDH, éste “tuvo conocimiento, con anterioridad a los hechos de que la Organización Campesina de la Sierra del Sur, llevaría a cabo un mitin en Atoyac, durante el cual se pretendería tomar las instalaciones del Ayuntamiento, por lo que decidió tomar las providencias necesarias a fin de evitar dicho acto; para el efecto se comunicó, vía telefónica con la Presidenta Municipal María de la Luz Nuñez Ramos, solicitándole que dialogara con los campesinos del Municipio de Atoyac de Álvarez, y que el gobernador haría lo propio con los campesinos de Tepetixtla.

Señaló el Lic. FIGUEROA ALCOCER que para instrumentar el acuerdo anterior se comunicó con el Lic. Esteban MENDOZA RAMOS, Director General de Gobernación, el Lic. Rodolfo SOTOMAYOR ESPINO, Primer subprocurador de Justicia y el Mayor Manuel MORENO GONZÁLEZ, Director General Operativo de seguridad Pública y Tránsito...”, Es por esto que se tiene la convicción de que la orden de masacrar a los campesinos fue dada por Figueroa.

Otras pruebas de que se montó el operativo, fue que días antes de la masacre, retiraron todos los documentos del Palacio Municipal de Coyuca de Benítez y avisaron al hospital de Atoyac, para que se prepararan a recibir heridos.

En los primeros días, el gobierno de Figueroa, negó su responsabilidad en la masacre. Sin embargo, ante la presión de la OCSS, familiares de las víctimas; de organizaciones de derechos humanos y de la opinión pública, el Gobernador destituyó a los principales funcionarios de su gobierno, de acuerdo a la recomendación 104/95 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos; sin embargo, cometió irregularidades en la investigación, pensamos que con el fin de exculparse de esta masacre. La investigación de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero, fue rechazada por los peritos de la CNDH, por los familiares de las Víctimas y por las ONG’s de derechos humanos nacionales e internacionales que han tenido conocimiento del caso.

Para acallar las protestas de los familiares de los muertos, el gobierno de Figueroa, a través de su subsecretario de Administración y Finanzas, HÉCTOR VICARIO CASTREJÓN, ofreció de manera discrecional, dinero a las viudas, además de prometerles viviendas y otros apoyos.

Finalmente, Rubén Figueroa Alcocer, solicitó licencia y aunque permanece con fuero como Gobernador, fue sustituido en funciones por Ángel Heladio Aguirre Rivero.